escuelas-de-manejo

Sin categoría

¿Qué esperar de tu primera clase de manejo?

14 Nov , 2017  

Sentarte por primera vez al volante debería ser digno de una medalla de oro, y no precisamente porque estas tomando el valor necesario para tomar tu primera clase de manejo sino porque estas apunto de escuchar gritar a tu papá como nunca o ver tan nerviosa a tu mamá que te dan ganas de manejar, pero directo a un hospital.

Puedes preguntar a cualquiera de tus amigos sobre quién les ha enseñado a conducir y todos coincidirán que fue un familiar –por lo regular mamá y papá-, te lloverán una gran cantidad de consejos e historias al respecto, pero lo importante es que te sientas cómodo y seguro de la gran capacidad que tienes para aprender.

Si quisiste ahorrar en gritos y nerviosismo exagerado, es seguro que hayas optado por las escuelas de manejo ¿Estás nervioso porque no sabes lo que te espera? No hay de qué temer, recuerda que siempre nos encontramos nerviosos en nuestro primer día de clases o en circunstancias nuevas que llegan a tu vida, pero para que no te tome por sorpresa aquí te decimos qué esperar de una clase de manejo.

escuelas-de-manejo

En la Ciudad de México encontrarás una cantidad insuperable de escuelas de manejo, pero para que no te quiebres la cabeza encontrando una, nos dimos a la tarea de buscar entre las mejores –altamente recomendadas por los principiantes en el arte de manejar-, y encontramos una que se llevó las palmas: Escuela de Manejo Coyoacán.

Una de las cosas que debes entender es que terminadas las clases de manejo no serás el próximo protagonista de “Rápidos y furiosos”, con estas clases el propósito es que aprendas lo básico del vehículo y cómo conducir.

Todo comenzará con algunas clases teóricas en donde te enseñan todo lo que tienen que ver con el reglamento de tránsito y el uso de tu automóvil. Además, te pueden mostrar o dar algunos consejos, sobre qué hacer en caso de que derrapes o tengas un accidente.

En las siguientes clases te muestran todo lo que tienen que ver con el automóvil y el uso de éste en lugares de alto riesgo o en una situación diaria. En estos casos no importa si tu auto es un convertible o un sencillo Chevrolet de cuatro puertas, este tipo de situaciones siempre se pueden salir de nuestras manos; saber cómo manipular el auto es muy importante. Saber si vas bien sentado o estas agarrando bien el volante puede ser información útil, pues una vez estando frente a éste y entre la multitud de automovilistas los nervios no se harán esperar.

¡Olvídate de la histeria de tu mamá o los gritos de tu papá!

¿Cómo fue tu primera experiencia al volante? No olvides dejarnos tus comentarios y compartir este post con todos tus amigos en redes sociales.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *